Gabinete de Psicología Caraballo Ortega Tfno: 646 457 257
Gabinete de Psicología Caraballo Ortega Tfno: 646 457 257                                                            

Terapia para el estrés postraumático en  Madrid

En el Gabinete de Psicología Caraballo Ortega diagnosticamos y hacemos la terapia adecuada para estrés postraumático en Madrid, Torres de la Alameda y online

 “Las personas que padecen estrés postraumático siguen viviendo en el ambiente emocional del acontecimiento traumático”.
 Abraham Kardiner

En el año 2013 la Asociación Psiquiátrica Americana publicó los criterios 
diagnósticos del Trastorno por Estrés Postraumático (TEPT) en la quinta edición de su Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5). El TEPT fue movido del Capítulo de Trastornos de Ansiedad a un nuevo capítulo titulado “Trastornos Relacionados con Trauma y Estresores.” 
Este nuevo capítulo incluye trastornos en los cuales la exposición a un estresor 
o evento(s) traumático es un criterio diagnóstico explícito. Los trastorno incluidos en este capítulo son: Trastorno de Apego Reactivo, Trastorno de Compromiso Social Desinhibido, Trastorno por Estrés Postraumático (TEPT), Trastorno por Estrés Agudo (TEA), y Trastornos de la Adaptación. 

 

 ¿Qué es el Trastorno de estrés postraumático?

Siguiendo los criterios diagnósticos de la asociación de psiquiatria americana ( APA ) en su publicación, el DSM V, el estrés postraumático se considera cuando:

 

A. La persona ha estado expuesta a un acontecimiento traumático en el que han existido los dos siguientes criterios:

1. la persona ha experimentado, presenciado o le han explicado uno (o más) acontecimientos caracterizados por muertes o amenazas para su integridad física o la de los demás

2. la persona ha respondido con un temor, una desesperanza o un horror intensos. Nota: En los niños estas respuestas pueden expresarse en comportamientos desestructurados o agitados

 

B. El acontecimiento traumático es reexperimentado persistentemente a través de una (o más) de las siguientes formas:

1. recuerdos del acontecimiento recurrentes e intrusos que provocan malestar y en los que se incluyen imágenes, pensamientos o percepciones. Nota: En los niños pequeños esto puede expresarse en juegos repetitivos donde aparecen temas o aspectos característicos del trauma

2. Sueños de carácter recurrente sobre el acontecimiento, que producen malestar. Nota: En los niños puede haber sueños terroríficos de contenido irreconocible

3. El individuo actúa o tiene la sensación de que el acontecimiento traumático está ocurriendo (se incluye la sensación de estar reviviendo la experiencia, ilusiones, alucinaciones y episodios de flashback, incluso los que aparecen al despertarse o al intoxicarse). Nota: Los niños pequeños pueden reescenificar el acontecimiento traumático específico

4. Malestar psicológico intenso al exponerse a estímulos internos o externos que simbolizan o recuerdan un aspecto del acontecimiento traumático

5. Respuestas fisiológicas al exponerse a estímulos internos o externos que simbolizan o recuerdan un aspecto del acontecimiento traumático.

 

C. Evitación persistente de estímulos asociados al trauma y embotamiento de la reactividad general del individuo (ausente antes del trauma), tal y como indican tres (o más) de los siguientes síntomas:

1. Esfuerzos para evitar pensamientos, sentimientos o conversaciones sobre el suceso traumático

2. Esfuerzos para evitar actividades, lugares o personas que motivan recuerdos del trauma

3. Incapacidad para recordar un aspecto importante del trauma

4. Reducción acusada del interés o la participación en actividades significativas

5. Sensación de desapego o enajenación frente a los demás

6. Restricción de la vida afectiva (p. ej., incapacidad para tener sentimientos de amor)

7. Sensación de un futuro desolador (p. ej., no espera obtener un empleo, casarse, formar una familia o, en definitiva, llevar una vida normal).

D. Síntomas persistentes de aumento de la activación (arousal) (ausente antes del trauma), tal y como indican dos (o más) de los siguientes síntomas:

 

1. Dificultades para conciliar o mantener el sueño

2. Irritabilidad o ataques de ira

3. Dificultades para concentrarse

4. Hipervigilancia

5. Respuestas exageradas de sobresalto

 

E. Estas alteraciones (síntomas de los Criterios B, C y D) se prolongan más de 1 mes.

 

Si tienes alguna duda sobre este texto o quieres saber si lo que te pasa a ti puede considerarse estrés postraumático, contacta conmigo

Prof. Concha Caraballo Ortega en Doctoralia

      consulta online

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
Concepción Caraballo Ortega Página web creada con 1&1 IONOS